Saquean gasolinera y Aurrera de Acolman

Saquean gasolinera y Aurrera de Acolman

La inconformidad por el aumento de la gasolina en México, continúa. El último incremento se dio el primero de enero del 2017, este fue, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del 14.2 % en la Magna, 20.1 % en la Premium y del 16.5 en el Diésel. Todo esto, luego de que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, asegurara al inicio de su administración que esto no volvería a ocurrir. Sí, claro.

De manera que esto, naturlamente, ha provocado innumerables levantamientos por parte de los ciudadanos desde que empezó el año. Estos ha tenido diversas consecuencias, como la que se vivió el pasado 4 de enero del año en curso. Como consecuencia dee una de las manifestaciones en contra del aumento de la gasolina,

 vecinos del fraccionamiento Real del Valleen Acolman del Estado de México, seaquearon una tienda Bodega Aurrerá y una gasolinera ubicadas en el Boulevard del Lago. De acuerdo con los reporter emitidos por las diversas corporaciones policiacas que asistieron al lugar, los saqueadores robaron princiopalmente juguetes y artículos electrónicos. El saldo de este acontecimiento fue de cinco hombres y tres mujeres detenidas, en un operativo en el que se registró un enfrentamiento con los pobladores.

En este enlace de la noticia publicada por El Universal podrán encontrar un video de los hechos.

Y es que estas que han sido tildadas como injusticias (quiero decir, el aumento de la gasolina, pues el desorden social son tan sólo una consecuencia de esto) en México caen a tropel, y son situaciones que debemos entender por qué están ocurriendo. Este caso en particular, el de el aumento de la gasolina, se debe, de acuerdo con expertos que lo explicaron a través de El Sol de México. Aquí, el académico del Centro de Universitario de Ciencias Sociales y HumanidadesAlfredo Don Olivera, cuestionó la decisión y aseguró que “a los mexicanos nos están cargando lo que dejaron de recibir por los precios del petróleo”, por parte de  Estados Unidos, claro está.

Esta carga fiscal que le fue inyectada a la gasolina es la misma que se aplica para los refrescos y demás productos, a la cual se le conoce como Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS). Por este impuesto para la gasolina la SHPC este año recibió el 40 % más, en comparación a los ingresos por este concepto en el 2016, es decir, algo así como 73 mil millones de pesos.

No puedo decir que esté de acuerdo con las medidas que en ocasiones toma la población, como la de saquear centros comerciales o cualquier centro de servicio; sin embargo, esto solo es resultado de las malas decisiones que ha tomado el gobierno de México. Aunque más que las malas decisiones, han sido las verdades a medias, pues como ya lo dije, a la gasolina supuestamente no se le volvería a aplicar ningún impuesto, y llegó este representando alzas considerables y, además, un fuerte golpe a la clase popular mexicana,